Importante

NO voy a enviar más libros a correos electrónicos, así que, por favor, dejad de pedirlos. Podéis encontrarlos todos en la biblioteca.
Gracias

"Sage", ella dijo suavemente. "No existe la normalidad. No existe una definición de lo normal. Lo normal es subjetivo. Tú no puedes –y no deberías– obligarte a ti mismo a querer algo normal y a dejar de querer lo que realmente deseas. Es una forma segura de hacer tu vida miserable".

Chico Heterosexual de Alessandra Hazard

martes, 30 de julio de 2013

Próximo libro: Syxx de Sherrilyn Kenyon

Extracto de #Styxx: Primera Batalla

Mensaje de SK: Por favor tened en cuenta que este extracto contiene un lenguaje muy fuerte, así como situaciones para adultos y spoilers.
ANTES DE BATALLA

Styxx dejó escapar un largo suspiro. Mañana, estarían en la batalla. En las últimas horas, había trabajado con Galen en el discurso que iba a pronunciar ante sus hombres para alentarlos, unirlos e inspirarlos para la guerra.


Mientras cabalgaba al frente para pronunciarlo, los pensamientos hostiles hacia el ejército de Didymos le asaltaron como flechas de fuego rápido.

¿Tenemos que seguir a ese maricón a la batalla? ¿En serio?

¿El rey nos insulta enviándonos a un muchacho cuando necesitamos un hombre al timón?

¿Cuándo se convirtió Dídymos en una broma? Los otros griegos se burlan de nosotros ¿y por qué no habrían de hacerlo? Estamos guiados por un niño imberbe que aún debe chupar de la teta de su madre.

Pero lo que realmente hería era que aquellos pensamientos reflejaban los suyos propios. Por lo menos los que no eran de naturaleza sexual.

(AQUÍ SE BORRO UN GRAN SPOILER)

Era extremadamente desconcertante saber que ellos estarían a su espalda mañana. . . 

Fuertemente armados.

Styxx tiró de las riendas de Troya para poder dirigirse a ellos con Galen, a su lado montado a caballo. Su estómago se contrajo cuando se enfrentó a su desprecio y al absoluto y evidente desdén. Aunque estaba acostumbrado a ello, por alguna razón, eso hoy le incomodaba más.

Debido a que estás a punto de pedirles que mueran por ti y te van a odiar por ello.

Miró el pergamino en sus manos temblorosas y las palabras que con tanto cuidado habían escrito. No puedo leer esto. A ellos les sonaría poco sincero y estaban bastante cabreados. Con su suerte, pensarían que se estaba burlando de ellos y le atacarían.

Es mejor abordar sus verdaderas preocupaciones.

Mira al maricón real. Está demasiado asustado para hablar. ¿Cómo se supone que nos va a guiar en la batalla está niña asustada?

¿Ese va a ser nuestro futuro rey? Los dioses nos ayuden.

¿Es demasiado tarde para desertar al ejército tracio?

Levantando el mentón, Styxx se obligó a enfrentarlos. Se aclaró la garganta y luego arrugó el pergamino de su mano. Por favor, no dejes que me tiemble la voz. -Sé lo que estáis pensando todos vosotros…-

¿Qué patético maricón nos guía?

Aquellas palabras fueron desagradables, pero Styxx apretó los dientes con el único pensamiento que sonaba en su cabeza más alto que los demás. -Venimos a luchar por un rey que manda a su inútil hijo para que se quede detrás y vernos morir… lo menos que podrías hacer es compartir tu dulce culito antes de pedirnos que muramos por él.

La animosidad y las críticas aumentaron hasta que Styxx no pudo hablar. Ellos estaban en lo cierto. Él no tenía nada que hacer aquí. Tal vez ese era el plan de su padre. Que le matara su propio pueblo.

-¡Basta!- Rugió Galen.

Sólo entonces Styxx se dio cuenta de que no sólo ellos habían estado pensando en sus hostilidades, muchos también las habían estado gritando.

El veterano al que ellos respetaban les fulminó con la mirada. –Deberíais avergonzaros de vosotros mismos. El príncipe, él mismo, vino aquí a agradeceros personalmente vuestro servicio. Sin embargo, una gran cantidad de vosotros os burlasteis y le hablasteis con desprecio. Humilláis a un guerrero que tiene más valor que toda la caballería griega. Cualquier otro Strategos (comandante en jefe supremo de un cuerpo militar terrestre) os hubiera golpeado por este atrevimiento. Y no voy a verlo tan degradado e insultado cuando no conocéis ninguna de sus tremendas habilidades o de su propio carácter noble. Juré después de nuestra guerra contra Phthia que nunca volvería a sangrar en la batalla para cualquier rey o causa. Tampoco voy a luchar por cualquier bandera. Sin embargo, aquí estoy el día de hoy. ¿Por qué? –

Galen puso su mano sobre el hombro de Styxx. -Porque he visto, a pesar de su corta edad, la sabiduría y el coraje de nuestro Strategos. Y es un honor para mí luchar bajo su bandera. ¿Cuántos hombres de la edad de nuestro príncipe vendrían a la batalla con su ejército sin una sola palabra de protesta? El Príncipe Styxx podría estar en casa, en estos momentos, con una chica en su regazo y vino en la mano. En cambio, ha dejado a un lado sus propias comodidades y la seguridad para estar con todos vosotros mientras lucháis por su padre. No se merece el desprecio, sino más bien vuestro respeto.-

- Eso no importa. De todos modos, estará muerto en la batalla de mañana.

- O follado en el culo por un héroe de la Atlántida, mientras se ahoga con los testículos de otro.-

Su ejército se echó a reír mientras empezaban a hacer apuestas sobre quién sería el primero que jodiera con su príncipe.

Galen se dirigió a los soldados.

Styxx lo mantuvo a su lado. -No tenemos que luchar entre nosotros mientras tenemos al enemigo en nuestras costas.-

Con un tic golpeando furiosamente en su mandíbula, Galen le saludó y golpeó con las rodillas a su caballo.

Styxx miró a sus hombres y a continuación comenzó a hablar y se dio cuenta de que no había nada que pudiese decir que ellos no convirtieran en insulto o en ofensa. Se habían propuesto odiarle y, al igual que su madre y su hermana, no había manera de ganárselos. La única cosa que había aprendido de su bendita familia fue cuando dejar pasar algo y no tratar con una causa perdida.

Suspirando, le dio una palmada en el hombro a Galen y luego tiró de las riendas de su caballo para poder regresar a su tienda.

-¡Eso es lo correcto… regresa a tu cuna, muchacho, y deja a los hombres hacer su trabajo!-

Manteniendo su cabeza alta, Styxx ignoró sus risas. Por lo menos no era tan malo como la reunión de strategos.

Aunque sus soldados fueron crueles, los comandantes de noble origen, que se habían sentido insultados por su mera presencia y a los que no se había atrevido a dirigirles una sola palabra, le habían azotado más duro con su lengua que todas las reprimendas al servicio de su padre. Su piel estaba aun áspera y sangrante por los insultos feroces de ayer. Todos ellos le habían dejado de lado en la reunión.

Que así sea.

Si tenía suerte, todos tendrían razón y alguien le cortaría la cabeza en la batalla de mañana.
DESPUÉS DE BATALLA

- Alteza, los hombres están deseando…- la voz de Galen se interrumpió al ver a Styxx tendido en el suelo de su tienda.

Styxx no podía moverse. Apenas podía respirar. Cada parte de él se sentía como si hubiera sido pulverizado. Sólo podía imaginarse lo que debía parecer.

Completamente desnudo, se quedó mirando a su brazo, que estaba cubierto de moretones y sangre. Sin duda, parecía que todo estaría así.

A excepción de la cara. El dios había puesto todo su empeño en dejar su rostro intacto…

- ¿Styxx? - Galen suspiró mientras le puso de espaldas.

Con su respiración dificultosa, se encontró con la mirada de su antiguo tutor. -No digas… por favor.-

Los ojos de Galen se llenaron de lágrimas mientras tiraba de él suavemente hacia su regazo, lo cubrió con su manto, y lo abrazó como nadie lo había hecho desde la noche en que su padre le había abierto un corte en el brazo.

Debo parecer una mierda total. No sabía que Galen pudiese tener cualquier tipo de tierna emoción.

Galen acunó la cabeza de Styxx en su pecho y lo meció como un niño. "Nunca te traicionaría, mi príncipe."

Sólo entonces Styxx se relajó. Mientras que nadie lo supiera, encontraría una manera de vivir con esto, al igual que había vivido con todo lo demás que le habían hecho.

-Nunca debí haberte dejado sin protección. Supuse que te quedarías con los demás a celebrar tu victoria, pero debería haberte conocido mejor.- Galen le dio un beso paternal en la frente.

- He oído a los hombres que derribaste al nieto de un dios y ya he visto antes sus represalias. Debería haberte avisado, mi señor. Lo siento mucho-.

Styxx le palmeó el brazo. -Está bien… Puedo aprender-..

Galen le dio una sonrisa amarga. -Tú eres el mejor alumno que he tenido.- Y te quiero como a un hijo, muchacho…

Los labios de Styxx se estremecieron al oír los pensamientos de Galeno. -Sé que tenemos que irnos. Estoy seguro de que están listos para empaquetar la tienda.-

- No puedes cabalgar en tu estado, Alteza.-

- Sólo necesito un poco de agua para bañarme. Me las arreglaré para cabalgar.-

- Styxx… -

- Galen… No voy a mantenerlos aquí a ellos o a ti. Vámonos a casa.- Pero a casa no era donde realmente deseaba volver.

Por otra parte, lo único que deseaba en ese momento era una sola cosa, respirar sin dificultad. 

Verano de risa Chat: Los más papasitos de la literatura Moderna "Las Vegas"


Recordad, se leen desde la izquierda a la derecha.



lunes, 29 de julio de 2013

Verano de risa Chat: Los más papasitos de la literatura Moderna "Las Vegas"

Siento la tardanz. Como ya he dicho, de ahora en adelante 2 cada día. 

https://pbs.twimg.com/media/BNvMlopCAAERAwy.jpg:large 


En el siguiente veremos a Edward, que ha sido echado de casa por infiel, y más tarde por estriper (o como se diga)


domingo, 28 de julio de 2013

Verano de risa Chat: Los más papasitos de la literatura Moderna "Las Vegas"

Hoy 3. Pronto se acabarán los chats, así que iré poniendo 2 cada día.

 
http://25.media.tumblr.com/7f39dbfc04a334fbe64a4b9f15c0a922/tumblr_mots6tW1XV1stuysuo1_500.png

 Por último, el grupo de twitter que se encarga de crear estos chats han sido advertidos para quitarlos por lo siguiente:

Me parece estúpido hasta decir basta. ¡¡Por Dios, es una parodia!!No pretente insultar a nadie. Las chicas que lo crearon obviamente son fans, o si no no se hubieran leído los libros y hubieran podido plasmar la forma de ser de cada uno.

sábado, 27 de julio de 2013

Próximo libro: Styxx (Extracto)

Cinco años después.

“Tu miserable pequeño ladrón!”

Styxx levantó la mirada al grito de su hermana mayor. Ryssa se alzaba sobre él, y su hermano gemelo Aqueron, mientras jugaban con sus caballos de madera y soldados en el suelo.

¿Porque estaba ella siempre tan cruzada con él? No importaba lo que el intentase hacer para complacerla, nunca era suficiente.

Ryssa le odiaba. Siempre lo había hecho.

“No cogí nada”

Arrugando el labio, ella redujo la distancia entre ellos y tiró de él levantándole por el brazo. “¿Donde lo has puesto, tu indigno pequeño gusano?” ella exigió, sacudiéndole tan fuerte que parecía como si le estuviese arrancando el brazo.

Styxx trató de liberarse, pero ella era demasiado fuerte para él “¿puesto el qué?”

“El caballo de juguete que Padre me regaló por mi cumpleaños. Sé que tú los coleccionas y sé que has robado el mío. ¿Dónde está?”

“No lo he tocado”

“¡Eres un mentiroso!” Ella le tiró al suelo y fue a buscar entre sus cosas de nuevo.

“¿Donde lo has escondido?”

Styxx miró a Aqueron. “¿Lo has cogido tú?” Le susurró a su hermano.

Aqueron negó con la cabeza. ¿Quien entonces?

“¿Que estás haciendo aquí?”

Todos se quedaron paralizados al sonido de furia de la voz de su niñera.

Antes de que Styxx pudiese explicar que él había invitado a Aqueron a jugar con él, la niñera se llevó a su hermano.

Aqueron gritó al agarrón de la niñera que se le clavaba en su pequeño brazo. “Cuantas veces se te ha dicho que te quedes en tu cuarto.”

Styxx entró en pánico cuando se dio cuenta de que Aqueron aún sostenía uno de los soldados en su mano. Incluso aunque se lo hubiese regalado a su hermano, él sabia que podría ocurrir si alguien lo veía en posesión de Aqueron.

Su hermano sería castigado. De nuevo.

Queriendo sólo proteger a Aqueron, Styxx se lanzó del suelo y se lo arrancó a Aqueron de la mano.

Aqueron le ofreciño una pequeña sonrisa de gratitud antes de que se lo llevaran.

“¡Tú!” Ryssa gritó mientras miraba el juguete que él sujetaba. “Eres tan egoísta. Nunca piensas en nadie excepto en ti mismo. ¿Que te hubiese costado que se quedase con un juguete? ¿Eh?”

Ella gesticuló a los otros juguetes repartidos por el suelo. “Nada es nunca suficiente para ti, ¿verdad? Tu siempre quieres más y no te importa a quién se lo quitas”

Ella le arrancó el juguete de la mano, cortando su palma en el proceso, y se fue de su habitación.

Con el corazón roto, Styxx se quedó solo. Él odiaba estar solo con una pasión que no tenía sentido. A veces, se preguntaba si sería por haber nacido gemelos. Seguro que los dioses no le habrían dado un hermano si hubiesen querido que él estuviese siempre solo.

Aun así, él pasaba mucha de su vida solo.

Suspirando nostálgicamente, Styxx miró alrededor de la habitación que estaba repleta de juguetes. El los regalaria gustosamente si pudiese tener una única persona con la que jugar. Ryssa se negaba, porque a ella no le gustaba y él era un apestoso niño, y, según ella, era demasiado estúpido para seguir los juegos a los que ella jugaba con Aqueron. Los otros chicos huían de él porque sus padres estaban asustados de que le hiriesen, a posta o por accidente, e incurrir en la ira de su padre.

Aqueron era el único que le trataba como un compañero de juegos. Pero su padre exigía que estuviesen separados.

Styxx miró el juguete de su hermano y deseó que todo hubiese sido diferente para ellos. Hubiese sido mejor que hubiesen nacido pobres granjeros que soportar el suplicio de la maldad de su familia y su crueldad.

Dejó el juguete a un lado. Más tarde cuando todos estuviesen durmiendo, se lo devolvería a su hermano.


Y así, Sherrilyn nos rompe otra vez el corazón.
Fuente: Fans Sherrilyn Kenyon Spain


Verano de risa Chat: Los más papasitos de la literatura Moderna "Las Vegas"

Ya se han acabado los chats privados y pasamos a un viaje a Las Vegas.

 Primero la conversacón estre todos y luego lo que está a la derecha
 

 Primero el chat y luego lo que está a la izquierda
 

 Primero "En el autobus" y luego lo que está a la izquierda
 

(primero la izquierda y luego la derecha)
 

viernes, 26 de julio de 2013

Descargar La más Incorrecta Señorita Sophie Valentine de Jayne Fresina


 
"Se busca: un marido que no sobresalga en nada en particular, con una dote pequeña, muchos libros, muebles varios y una anciana tía incluida. Ociosos, holgazanes y caballeros de similares características no serán tenidos en cuenta."
Señorita Sophie Valentine
 
Una escandalosa dama... 
Sophie Valentinesabía que poner un anuncio para encontrar marido en la Gaceta del Agricultor podría traer problemas... y tenía razón. Cuando el oscuramente atractivo y arrogante encantador Lazarus Kane se presenta en su puerta, los curiosos residentes de Sydney Dovedale se lanzan a una vorágine de incansables cotilleos. Después de todo, es bien sabido que Sophie es una joven que necesita una firme dirección. Pero incluso Sophie no es tan escandalosa como para casarse con un completo extraño... ¿o sí? ... Busca atractivo desconocido. Lazarus Kane ha estado buscando a Sophie durante la mitad de su vida. Ella no puede recordarle, en cambio, Lazarus nunca podrá olvidarla. Pero recordar el pasado entraña peligros que prefiere evitar, es mejor mantener ese secreto si quiere tentar a Sophie con... la más impropia propuesta.

Verano de risa "Chat: los más papasitos de la literatura Moderna 3"

Y aquí estamos con otros cuatro chats. Pero antes...

Aclaraciones para los que no conocen a alguno de estos personajes:

Travis (Hermoso desastre)
Suele decir a menudo "Me cago en Parker" o cualquier cosa insultante hacia él. La razón es que a Parker le gusta Abby o Pigeon (su novia) y por algún tiempo ella sale con él (Parker). De allí su odio.
En el chat con Peeta (el 3º de más abajo) la razón por la que Travis reacciona así es porque se identifica con él.

Jace (Cazadores de sombras)

Para Jace, Mundando es igual a Muggle, aunque peor. Jace los considera unos debilucho patéticos.Cuando dice "Por el Angel" es como "Por Dios" para ellos (los cazadores).

Daemon (Saga Lux)
Es un extraterreste y, en su forma natural, está formado de luz, de ahí a que lo llamen Bombilla, linterna o cualquier otra variación.

Tobi4s (Divergente)
A Tobias lo llaman Cuatro porque es el numero de miedos que tiene (no voy a decir cuales, por si quereís leeros los libros). 
Su libro es una distopía-utopía (todo parece bueno pero hay problemas. Como en Un mundo feliz). La sociedad está dividida en 5 facciones y él está en Osadía. Para los de osadía, la razón de que haya habido siempre guerras (como ya he dicho, esto transcurre en algún momento del futuro, tras una gran guerra) es la cobardía de las personas, por lo que intentan enseñarles sus miedos y como combatirlos; no hacerlos desaparecer, sino vivir con ellos y saber sequir adelante.

Creo que Peeta y Grey no necesitan aclaraciones y, en cuanto a Patch, lo único realmente importante es que es un ángel caído hace muuucho tiempo, que en algún momento de la saga le da sus alas a la chica que ama, Nora. No se muy bien cuando ya que sólo me leí el primer libro.

 



 

Sinceramente, amo el chat entre Travis y Peeta.

Mañana a las cinco volveré. He subido los libros de casi todos los chicos mencionados, así que ya podeís descargarlos.

Tobi4s Divergente

Descargar Saga Beautiful Disaster de Jamie McGuire


01. Maravilloso desastre

La nueva Abby Abernathy es una buena chica. No bebe, ni maldice, y tiene un porcentaje adecuado de cardigans en su armario. Abby cree que tiene suficiente distancia entre su oscuro pasado y ella, pero cuando llega a la universidad con su mejor amiga América, su camino a un nuevo comienzo es rápidamente desafiado por el Chico de Una Sola Noche de la Universidad de Eastern.
Travis Maddox, delgado y cubierto de tatuajes, es exactamente lo que Abby necesita-y quiere-evitar. Él pasa sus noches ganando dinero en el cuadrilátero, y sus días enamorando a sus compañeras. Intrigado por la resistencia de Abby hacia sus encantos, Travis la engaña con un sencillo truco, una simple apuesta. Si él pierde, él debe mantenerse en abstinencia durante un mes. Si Abby pierde, debe vivir en el apartamento de Travis por la misma cantidad de tiempo. De cualquier manera, Travis no tiene idea de que él ha encontrado a su igual.


 
02. Walking disaster

¿Cuánto es amar demasiado?
Travis Maddox aprendió dos cosas de su madre antes de morir. Ama duro. Pelea más duro.

En Walking Disaster, la vida de Travis está llena de mujeres, juegos clandestinos y violencia. Justo cuando pensaba que era invencible, Abby Abernathy lo trae a sus rodillas.

Cada historia tiene dos lados. En el New York Times Bestseller Beautiful Disaster, Abby ha contado su historia. Ahora es el momento de ver la historia a través de los ojos de Travis.

Descargar Cazadores de sombras de Cassandra Clare

 
01. Ciudad de hueso

En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jóvenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, al de Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota...











 

02. Ciudad de ceniza

Clary Fray desearía que su vida volviera a la normalidad. Si pudiera dejar atrás el mundo de los cazadores de sombras, tendría más tiempo para Simon, su mejor amigo, que se está convirtiendo en algo más... Pero el mundo subterráneo que acaba de descubrir no está preparado para dejarla ir; en especial ese apuesto y exasperante Jace. Para complicar las cosas, una ola de asesinatos sacude la ciudad. Clary cree que Valentine está detrás de esas muertes, pero ¿cómo podrá detenerle si Jace parece dispuesto a traicionar todo en lo que cree para ayudar a su padre? En esta soberbia secuela de Ciudad de Hueso, Cassandra Clare arrastra de nuevo a sus lectores a las siniestras garras del Submundo de Nueva York, donde el amor jamás está a salvo y el poder se convierte en la tentación más letal.



 
03. Ciudad de cristal

 Para salvar la vida de su madre, Clary debe viajar hasta la Ciudad de Cristal, el hogar ancestral de los cazadores de sombras. Por si fuera poco, Jace no quiere que vaya y Simon ha sido encarcelado por los propios Cazadores de Sombras, que no se fían de un vampiro resistente al sol. Mientras, Clary traba amistad con Sebastián, un misterioso cazador de sombras que se alía con ella. Valentine está dispuesto a acabar con todos los cazadores de sombras: la única opción que les queda a éstos es aliarse con sus mortales enemigos pero ¿podrán hombreslobo, vampiros y otras criaturas del submundo dejar a un lado sus diferencias con los cazadores de sombras?



3.5 La historia de Jocely
Esta historia fue escrita para Ciudad de Cristal pero era demasiado larga, así que Cassandra la eliminó.


 

04. Ciudad de los ángles caídos

Alguien está dando muerte a los Cazadores de Sombras del círculo de Valentine, y esas muertes enemistan de nuevo a los Cazadores de Sombras con los subterráneos. Sólo Simon, ahora convertido en vampiro, podrá evitar el enfrentamiento. Mientras, Clary y Jace descubrirán un misterio que les llevará a fortalecer su relación o… a destruirla para siempre.











  
http://mayriux.files.wordpress.com/2012/11/cazadores-de-sombras-5-ciudad-de-las-almas-perdidas-9788408008125.jpg 
05. Ciudad de las almas perdidas

Jace es ahora un sirviente del mal, vinculado a Sebastian por toda la eternidad. Sólo un pequeño grupo de Cazadores de Sombras cree posible su salvación. Para lograrla, deben desafi ar al Cónclave, y deben actuar sin Clary. Porque Clary está jugando a un juego muy peligroso por su propia cuenta y riesgo. Si pierde, el preci o que deberá pagar no consiste tan solo en entregar su vida, sino también el alma de Jace. Clary está dispuesta a hacer lo que sea por Jace, pero ¿pue- Clary está dispuesta a hacer lo que sea por Jace, pero ¿puede seguir confi ando en él? ¿O lo ha perdido para siempre? de seguir confi ando en él? ¿O lo ha perdido para siempre? ¿Es el precio a pagar demasiado alto, incluso para el amor? ¿Es el precio a pagar demasiado alto, incluso para el amor?

jueves, 25 de julio de 2013

Verano de risa "Chat: los más papasitos de la literatura Moderna 2"

No os voy a aburrir con mi chachara así que os dejo con los chats:




Si no os habeís leído la primera parte, pasaos por aquí.
 Mañana más chats. Toca Tobi4as, Peeta y luego TODOS :D

Extracto de Styxx de Sherrilyn Kenyon


-¿Aqueron?- Susurró Styxx, zarandeando a su hermano dormido para que despertara.

Poco a poco, Aqueron parpadeó abriendo los ojos, se los frotó con el puño y se sentó en la cama. Styxx empujó una rebanada de pan dulce a su rostro haciendo que Aqueron sonriera al verlo.

-Lo siento, no traje miel. Pero…- Styxx, abrió su pequeña bolsa de tela para mostrarle los dulces higos que traía. Logré robar tus favoritos.

Los ojos plateados de Aqueron se iluminaron, -¡Gracias! Pero no deberías haberlo hecho, te podrían haber atrapado.

Styxx se encogió de hombros. –No me habrían herido por esto.- Al menos no físicamente, las palizas estaban reservadas para otros delitos. Aunque había lagunas veces que prefería ser golpeado a que le llamaran inútil o alguna otra cosa.

Contento de haber ayudado a su hermano, Styxx observó como Aqueron partía el pan.  Ya que ambos habían sido enviados a la cama sin cenar, Aqueron se estaba muriendo de hambre. Como de costumbre, Styxx no había sido capaz de dormirse, y una vez que el palacio estuvo en calma, se coló en la despensa.

-¿Qué comiste?- Preguntó Aqueron.

-El pan con tu miel.- Sonrió con un gesto de culpa.

Aqueron se hecho a reír. –Eso estuvo mal por tu parte.-

Styxx señaló la pequeña bolsa. –Pensé que preferirías los higos.-

-Podrías haberme dejado elegir.-

-Y yo no tendría calambres en la tripa. Olía tan bien que no pude soportarlo. Tuve que comer un poco de camino aquí. Lo siento.-

-Entonces  te perdonaré.- Aqueron le ofreció pan. -¿Quieres más?

Sacudió la cabeza ante el ofrecimiento. A pesar de que estaba hambriento, sabía que Aqueron lo estaban aún mas.

Frunció el ceño mientras comía e inclinó la cabeza. -¿No podías dormir otra vez?

-Lo intenté.- Morfeo le guardaba un rencor por razones que solo los dioses sabían. No importaba lo mucho que lo intentara, el sueño siempre le eludía.

Aqueron se echó para atrás en su pallet, haciendo mas espacio.

Agradecido de forma desmesurada, Styxx aceptó su tácita invitación y se acostó al lado de Aqueron.

A los pocos minutos estaba profundamente dormido.

Aqueron terminó su comida y después metió la bolsa en la túnica de Styxx. Lamiendo los restos de azúcar de sus dedos, se acurrucó detrás de Styxx, espalda con espalda, y colocó la planta de los pies en el borde de los de su hermano. Hasta donde podía recordar, habían dormido así cada vez que podían. A ninguno de los dos le gustaba estar solo o separado y, sin embargo, su familia estaba decidida a que así fuera. Era algo que ninguno de los dos entendía.

Cuanto deseaban ambos que les dejaran juntos y en paz.

Al que más quería era a Styxx

Su hermano era el único que lo trataba como si fuera normal. Styxx no lo odiaba como lo hacían sus padres, o como Ryssa, que era propensa a adularle como si fuera la encarnación de un dios.

Eran hermanos. Jugaban, se reían y peleaban por lo que valía la pena. Pero cuando terminaba la pelea, se quitaban el polvo y volvían a ser amigos de nuevo.

Siempre y para siempre.

Cerrando los ojos, Aqueron oyó las voces que siempre estaban en su cabeza. Styxx las oía también. Pero mientras que Aqueron solo escuchaba la de los dioses, Styxx escuchaba esas y muchas, muchas mas. Esa era una de las razones por las que su hermano tenía dificultades para dormir. Cuando estaban juntos, las voces en la cabeza de Styxx dejaban de gritar y le devolvía la libertad para descansar. Entonces, Styxx solo escuchaba los pensamientos de Aqueron y éste tenía mucho cuidado con ellos.

En el momento en que estaban separados, las voces volvían a Styxx en venganza. La constante falta de sueño hacia que su gemelo estuviese irritable casi todos los días y le provocaban unos terribles dolores de cabeza. A veces eran unos dolores tan feroces que hacían que le sangrara la nariz y a menudo le hacía sentir nauseas.

Nadie entendía eso. Acusaron a Styxx de fingir el dolor. Ambos estaban aterrorizados de contar a los demás lo que escuchaban. Excepto Styxx, todo el mundo le odiaba lo suficiente como para desear darles alguna otra excusa para hacerlo.

Cuando Styxx había tratado de contarles a otros lo de las voces, había sido ridiculizado y castigado por mentir. Incluso Ryssa lo había acusado de hacerlo para llamar la atención. Así que, los dos, habían aprendido a guardar el secreto y no decírselo a nadie. Nunca.

Había muchos secretos que los dos compartían.

Y se habían prometido el uno al otro, que cuando crecieran y nadie pudiera detenerlos, dejarían ese lugar y se marcharían a otro donde la gente no los tratase tan mal.

Al igual que su hermano gemelo, Aqueron no podía esperar a que ese día llegase.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...